Cartas de amor y de esperanza de un campesino aragonés a su familia
en la tormenta de la guerra y del exilio - (1939-1940)

Cartas del exilio


Inicio

En febrero de 1939, al igual que otros miles de personas, Marcelino huye la derrota de la República española y camina hacia los Pirineos con su esposa y sus siete hijos. Del otro lado de la frontera la familia es separada de inmediato por el ejército francés. Marcelino es enviado al campo de concentración de Argelès-sur-Mer en el Rosellón. Su familia es traslada 300 kilómetros al oeste, en Mézin en la región del Lot-et-Garonne . Durante su larga separación mantuvieron una animada correspondencia donde se conservo sólo 72 cartas y unas cuantas fotos.

Esperanza

De ellas se desprende el profundo cariño que Marcelino siente por su familia y un reguero de esperanza que, a pesar de las circunstancias, sobrevive, invulnerable, en sus líneas. El campesino aragonés, de 44 años, tenía una sensibilidad especial. En marzo de 1939 escribe desde el campo de Argelès:

""Me quedo lleno de satisfacción por haber cumplido mi petición, que era de mandarme vuestra firma envuelta de besos y abrazos...""

Y tranquiliza a su mujer acerca de todo lo que había tenido que dejar atrás en su huida:

"Referente a lo que decís del macho, del carro y de las ropas que se abandonaron en la Junquera no sintáis pena. Para olvidar pensar que vendrán tiempos mejores porque siempre se ha comprobado que, después de la tormenta viene la calma..."

Marcelino no lo sabía pero la tormenta de la segunda guerra mundial extinguiéndose a toda Europa y al mundo entero, iba a arrastrarlo y con el, millones de personas.

La retirada imagen proveniente de: http://www.la-guerre-d-espagne.net

Historia

Este sitio cuenta la historia de esa correspondencia y con ella la historia de miles de republicanos españoles de todas edades y condiciones sociales, que vivieron, dos guerras, y años incontables de privaciones durante lo que llamaron "el destierro". Más que un exilio, un desarraigo forzado de sus tierras, de su cultura, de su idioma, un desarraigo total. Este sitio difunde también, sin restricciones y libremente, esta correspondencia y un otro libro, el punto de vista de uno de los jóvenes hijos de Marcelino y de su inocencia de niño, mientras que el mundo enterocaía en el caos.

Más allá de la simple historia de una familia y un país durante un período de tiempo determinado, este sitio también cuenta la historia, pasada o presente, de todos los civiles, refugiados, desplazados, rechazados o apátridas, que desgraciadamente todavía hoy siguen huyendo de las guerras y los desastres y a menudo encuentran, en lugar de la libertad y la seguridad que habían venido a buscar, sólo otra desesperación.


Acceso a la biografía de Marcelino

Abonarse al canal RSS